antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

miércoles, junio 23, 2004

Declaran ‘‘ciudadana ilustre’’ a una ballena en peligro de extinción en Argentina
EFE - 21 de junio 2004
http://www.cronica.com.mx/nota.php?idc=130876

Una ballena de una especie en peligro de extinción fue declarada hoy "ciudadana ilustre" por las autoridades de una pequeña localidad atlántica del sur de Argentina, a cuyas costas acuden anualmente centenares de cetáceos para el apareamiento o el parto.
La singular distinción a la hembra bautizada "Bonafide" (buena fe), de la especie franca austral, se hizo mediante la inscripción de su nombre en el libro oficial de la intendencia (alcaldía) de Puerto Pirámides, un pueblo de 300 habitantes a mil 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.
"Tenemos registros de las visitas anuales de 'Bonafide' desde hace 14 años y de cinco partos frente a nuestras costas. Es nuestra visitante más antigua", destacó el experto Jorge Schmid, al precisar las razones que llevaron a las autoridades regionales a declararla "ciudadana ilustre".
Para finales del otoño y comienzos del invierno austral acuden anualmente a Puerto Pirámides, sobre el Océano Atlántico, unos 150 mil turistas atraídos por el singular espectáculo de la llegada de unas 500 ballenas provenientes de la Antártida para el apareamiento o parto.
Schmid, capitán también de un navío para el avistamiento a pocos metros de los cetáceos, indicó a emisoras de radio de Buenos Aires que "no hay más de 2.500 ejemplares en el mundo" de la ballena franca austral, especie que sólo entra en celo cada tres años, con una gestación de 12 meses.
Destacó que es una especie en peligro de extinción que llega a Puerto Pirámides, en la península de Valdés, para el parto o el apareamiento, lo que ha llevado a los medios de comunicación de Argentina a bautizar esa zona del Atlántico suroccidental como "la cuna de las ballenas".
"La hembra es cortejada por varios machos y es ella la que elige con quien copular. Es muy casquivana y durante el celo puede ser servida por tres o cuatro machos. Se trata del instinto de conservación de la especie, de asegurar la preñez, pues entran en celo sólo cada tres años", agregó.
Durante su permanencia por unos dos meses frente a las costas de Puerto Pirámides, ofrecen un especial espectáculo, con saltos y piruetas de cortejo, y luego regresan a los mares de la Antártida en búsqueda de krill, un minúsculo crustáceo que constituye su alimento favorito.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home