antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

miércoles, agosto 04, 2004

El mapa de Piri Reis y otros mitos

La Antártida, ¿el sepulcro de hielo de la Atlántida?
Fragmento de un artículo de Expediente Omega
19 Setiembre 2000

La Antártida, descubierta en 1820, es el cuarto continente más grande del mundo y en su mayor parte continua inexplorado. Son muchos los investigadores que creen que bajo el hielo, a gran profundidad, hay pruebas de la existencia de una civilización avanzada que domino el mundo: la Atlántida. El punto de partida es la teoría geológica desarrollada por Charles Hapgood y apoyada nada menos que por el físico Albert Einstein. Hapgood creía que, con el paso del tiempo, el peso del hielo en los casquetes polares arrastró la corteza terrestre por el globo, igual que una piel de naranja deslizándose alrededor de la fruta. Lo llamaba "desplazamientos de la corteza terrestre".Hapgood creía que la corteza terrestre podía desplazarse súbita y rápidamente, con efectos devastadores, lo cual era suficiente para que continentes enteros desaparecieran. El propio Albert Einstein encontro sus argumentos muy impresionantes y aprobo la hipótesis de Hapgood animándole a continuar sus investigaciones. Cuando, en 1958, se publicó el libro de Hapgood The Earth´s Shifting Crust, Einstein escribió el prólogo. Hoy en día este fenómeno se denomina " deriva continental de las placas tectónicas ". Se acepta comúnmente una velocidad de desplazamiento de tan sólo 16 km cada millón de años. Hay también científicos escépticos a la teoría de Hapgood que la consideran poco argumentada, afirman que la corteza terrestre es tan grande que sería imposible que se moviera por entero.No niegan, por otro lado, que la Antártida guarde grandes secretos.

Ya en 1976, Rand y Rose Flem-Ath, una pareja canadiense leyeron el libro de Hapgood Maps of the Ancient Sea Kings, llegando a la conclusion de que la mítica Atlántida se encontraba bajo el hielo de la Antártida. Esto marcó el inicio de su investigación que se prolongó durante dos décadas, tiempo en que mantuvieron contactos con Hapgood y reunieron datos que apuntan a que la desconocida civilización pudo existir. Estos les llevó al Museo Británico de Londres. Comparando los modernos hallazgos científicos con viejos manuscritos, mapas y mitos, encontraron información que parecía respaldar su teoría. Llegaron a la conclusión de que desde el año 10.000 a.C. los restos de la Atlántida permanecían enterrados bajo los hielos de la Atlántida. Según su interpretación que hacen de los escritos de Platón, la Atlántida fue destruida por un cataclismo hacia el año 9.600 a.C. Los Flem- Ath no fueron los primeros en relacionar historias de culturas diferentes con desastres geológicos. Tanto en las leyendas de los indios norteamericanos como en las mitologías orientales y la Biblia judeocristiana, se repite la misma historia: una tierra desaparecida súbitamente a raíz de un diluvio catastrótico. Los Flem-Ath piensan que si hace 10.000 años existía una civilización tan evolucionada, es posible que pudiesen preveer el desastre e hicieran planes de evacuación. Incluso, aunque no lo hubieran hecho, sigue siendo posible que algunas personas sobrevivieran huyendo a tierras más altas, por encima del nivel de las aguas. La coincidencia de la destrucción de la Atlántida, según la interpretación hecha por Platón, y la aparicion de la agricultura les hizo pensar que los atlantes pudieron enseñar a cultivar la tierra a otros grupos humanos despues de su huída. Aceptando la posibilidad de que algunos escaparan al presunto cataclismo, es posible que llevaran consigo algunos artefactos de su mundo.

Piri Reis, almirante turco, dibujó un mapamundi en 1513 basándose en viejas cartas marinas. En el mapa figuraba la costa oriental de América del Sur y parte de la Antártida. Este mapa fue examinado en 1956 por los Flem-Ath, por Hapgood y por expertos de la USAF. Lo sorprendente del mapa es que en la época de procedencia del mapa la costa oriental de América del Sur todavía no había sido cartografiada por entero y la Antártida no había sido descubierta hasta 1820. En el mapa el continente aparece sin hielo y es casi igual que una carta geológica de la Antártida de 1949. Los investigadores llegaron a la conclusión de que la costa había sido cartografiada antes de ser cubierta por la capa de hielo, y en esta región el hielo tiene actualmente más de un kilómetro y medio de espesor. Se ignora cómo se pudo hacer este mapa con los datos y el nivel de conocimientos geográficos de 1513, ¿ provenía quizás de los antiguos habitantes de la Atlántida ? ¿ De dónde sacó Piri Reis la información para confeccionar el mapa ?. Entonces se encontró otro mapa misterioso, otro documento " imposible": el de Oronteus Finaceus, copiado en 1531. En él figuraba la totalidad de la Antártida con un gran detalle, incluyendo la situación precisa de montañas, llanuras y ríos. Todo ello estaba reflejado en la carta geológica de 1949 y concuerda con la descripción que hizo Platón 2.000 años antes. Las cartas originales en las cuales se basaron estos mapas debieron ser hechas por personas que habían alcanzado un nivel tecnológico que el hombre sólo ha adquirido plenamente a lo largo del presente siglo. Para que tal civilización pudiese desarrollarse con éxito tuvo que estar emplazada en un continente de clima benigno, capaz de sustentar a una población en expansión. Si se sitúa la Atlántida 3.200 km al norte del Círculo Polar, se hubiera podido tratar de una civilización de navegantes.

Sintesis de una hipotesis

Así la hipotesis de los Flem-Ath, después de barajar antiguas cartas náuticas, teorias geológicas y mitos situaba la Atlántida en el Polo Sur. Estos són los siete puntos clave de su investigación que podrían apuntar cómo válida su teoría:
1. El relato de Platón sobre la Atlántida estaba basado en historias contadas por su antecesor Solón, quien a su vez las había escuchado de boca de sacerdotes egipcios,
¿ una prueba de su posible conexión con Egipto ?. Según el relato, la capital de la Atlántida estaba rodeada por canales circulares que unían las zonas de ocio, comerciales y reales de la ciudad.
2. El mapa de Piri Reis de 1513 se basa en antiguas cartas que debieron de ser trazadas por un pueblo navegante. Aparecen África, América del Sur y parte de la Antártida, en la actualidad cubierta por los hielos. Su margen de error es de medio grado, algo inexplicable antes de 1735.

3. El mapa de Oronteus Finaceus de 1531 fue también copiado de documentos antiguos. La Antártida aparece dibujada con montañas y ríos, lo que sugiere a los investigadores que fue visitada y, tal vez, habitada por hombres cuando estaba libre de hielo. El continente no fue descubierto hasta 1820.
4. Los investigadores que estudian la Antártida de hace 150.000 años a partir del análisis de muestras de hielo descubrieron que, en la parte cartografiada por Oronteus Finaceus, los ríos fluían en el año 4.000 a.C.
5. El volcán activo del monte Erebo, en la isla de Ross, en la Antártida, pudo haber sido una fuente de energía para los moradores de la Atlántida. Las plantas fósiles halladas en el continente indican que hubo un interestadio de clima templado.
6. Suponiendo que la corteza terrestre se desplazara súbitamente 3.200 km hace 10.000 años, según la teoría de Hapgood , la tierra habitada pudo haber sido engullida al interior del Círculo Polar Antártico.

Ver la pagina completa en Expediente Omega

5 Comments:

  • At 19/7/07 16:00, Blogger soren vargas said…

    busque oficio

     
  • At 24/7/07 20:25, Blogger aracely said…

    ME PARECE SENSACIONAL E INTERESANTE NO HAY DUDA QUE LOS MITOS SON IMPRESIONANTES

     
  • At 24/2/09 02:32, Anonymous Anónimo said…

    son muchas pruebas, toso se resume en en ciclo del gran año

     
  • At 24/2/09 02:32, Anonymous Anónimo said…

    son muchas pruebas, toso se resume en en ciclo del gran año

     
  • At 24/2/09 02:33, Anonymous Anónimo said…

    Son muchas pruebas, todo se resume en el ciclo del gran año. ¡Averigüen!

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home