antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

miércoles, agosto 04, 2004

MISTERIOS A LA SOMBRA DE LOVECRAFT

ANTARTIDA: MISTERIOS A LA SOMBRA DE LOVECRAFT
Por Scott Corrales
lornis1@juno.com

Todo comenzó para mi el verano de 1996, cuando una serie de mensajes llegaron a mi casilla electrónica sugiriendo la posibilidad de "algo" o "alguien" (entiéndase el gobierno federal de los EUA) había retirado silenciosamente todos los mapas disponibles sobre la Antártida. Hasta los conspiranóicos más empedernidos se inclinaban a matizar el asunto un poco--no era que Big Brother y sus secuaces estuviesen arrancando las páginas de todos los almanaques y mapamundis en el país, sino que resultaba difícil obtener mapas recientes sobre el continente blanco. Intrigado por las afirmaciones de mis contertulios electrónicos, decidí llamar a Penn-Oh-West, una tienda de mapas y efectos cartográficos localizada en la Quinta Avenida de la ciudad de Pittsburgh. Las declaraciones del dependiente me sorprendieron: "Lo siento, señor, pero todos nuestros mapas del polo sur están en backorder (pedido pendiente). Algún problema habrá con la USGS."

La USGS--el Servicio Geológico de los Estados Unidos--produce los mapas y planos oficiales utilizados por el gobierno, desde enormes planos catastrales a escala de 1:5000 hasta planisferios, así como mapas de otros planetas (el mapamundi del planeta Venus representa para mi uno de los mayores logros de esta dependencia gubernamental).

Reflexionando un poco sobre la situación, pensé que los cambios en el octavo continente son tan pocos que no justifican la creación de mapas nuevos, caso contrario a los mapas políticos. Si alguien desesperadamente quería un mapa de la Antártida, bastaba con acudir a la National Geographic o al atlas más cercano. Pero, ¿podrían tener razón los conspiranóicos?

La cuestión de la cartografía polar cayó en el olvido--al menos para mí--hasta que en 1999, la radio y la televisión se hicieron eco de un descubrimiento francamente sensacional: un lago cuyas aguas jamás habían visto la luz del día, localizado a varios kilómetros bajo el casquete polar. Lo bautizaron con el nombre de la estación experimental rusa que existía sobre el descubrimiento: Vostok.
....
Ver la nota completa en http://www.ovniaventura.cl/antartid.htm



0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home