antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

miércoles, julio 13, 2005

URUGUAY: PORTAL A LA ANTÁRTIDA

Publicado en http://www.presidencia.gub.uy
30 de junio de 2005

En una Conferencia de Prensa, el Presidente del Instituto Antártico Uruguayo, C/A Hugo Viglietti, destacó la participación de la delegación uruguaya en la Reunión Consultiva del Tratado Antártico, donde recibió de la IAATO (Asociación de Operadores Internacionales Turísticos Antárticos), la propuesta de posicionar a Uruguay como un "Portal a la Antártida".

El Presidente del Instituto Antártico Uruguayo, C/A Hugo Viglietti, destacó la participación de la delegación uruguaya en XXVIII Reunión Consultiva del Tratado Antártico, en Suecia, donde se le dio forma al "Anexo de Estocolmo", que regula los temas medioambientales, y nuestro país presentó un trabajo sobre el "El Turismo Científico Antártico", que recibió una postura elogiosa y sin observaciones.

Por otra parte, la IAATO -la Asociación de Operadores Internacionales Turísticos Antárticos, una operadora muy bien conceptuada en el marco del Tratado Antártico, que de hecho lidera todo lo que tiene que ver con el tema del turismo antártico- le manifestó a la delegación uruguaya su interés en concurrir a nuestro país, para ver de posicionar a Uruguay, a Montevideo como un "Portal a la Antártida".

CONFERENCIA DE PRENSA DEL PRESIDENTE DEL INSTITUTO ANTÁRTICO URUGUAYO, CONTRALMIRANTE HUGO VIGLIETTI, EN EL EDIFICIO LIBERTAD


VIGLIETTI: Básicamente la señora Ministra de Defensa, me indicó la realización de esta conferencia de prensa afín de comentar, afín de informar respecto a los avances que se han realizado en el área del Tratado Antártico con motivo de la última Reunión Consultiva, que se realizó días atrás en Suecia, en Estocolmo.

Allí hubo una delegación muy nutrida de, no solamente los 28 países del Tratado Antártico, sino también de otros países adherentes, también de organizaciones que trabajan en el Tratado Antártico.

Esta Reunión Consultiva es básicamente la máxima expresión en cuanto a este organismo y el funcionamiento autorregulatorio que tiene el Tratado.

Allí entonces más de 300 delegados estuvieron presentes y la República estuvo presente con una delegación que participó de manera activa, y básicamente el interés es comentarles los puntos más salientes.

Concurrimos con nueve trabajos que -presentados con anterioridad- fueron traducidos a los cuatro idiomas del Tratado Antártico, a los cuatro idiomas oficiales, y lo que allí fue más remarcado, fue el trabajo que de manera activa se realizó en dos de los varios grupos de trabajo que tiene esta Sesión Consultiva; básicamente en el área de responsabilidad, allí luego de 13 años de debate, finalmente se le dio forma a lo que ahora se ha dado en llamar el "Anexo de Estocolmo", que regula todos los mecanismos inherentes a la temática medioambiental, esto es un anexo al Protocolo de Madrid. Esto, entonces, que fue debatido durante 13 años, ahora vio su punto final, y lo vio con una participación muy activa, concretamente del doctor Roberto Puseiro, que es uno de los asesores que tiene el Instituto Antártico, y que ha trabajado en estos 13 años de manera muy activa en el Tratado, y fue por ende uno de los más felicitados, puesto que él llegó en varios años a presidir este grupo de trabajo.

La otra vertiente en la cual también hubo una participación activa de la delegación de la República, fue en el área de turismo. Allí, de manera muy cristalina, uno de los trabajos que llevó nuestro Instituto fue justamente lo que nosotros habíamos dado en llamar el año anterior "El Turismo Científico Antártico". Fue presentado, justamente a efectos de que –como todos los trabajos que se presentan en la Consultiva- se debatieran. Y allí lo que encontramos fue una postura elogiosa hacia nuestro país.

No recibimos ni una sola observación contraria, y de hecho como contrapartida, sí tuvimos varios comentarios elogiosos de delegaciones y de otros países que justamente resaltaron por un lado la transparencia con que Uruguay presentaba eso, ante la máxima expresión del Tratado, y por otro lado, elogiaron también la forma como se había implementado este mecanismo; una forma escrupulosamente cumplidora de todas las normativas de medio ambiente, de todas las normativas del Tratado Antártico. Y de hecho quizás lo mas resaltable es que un poco corolario de esa participación activa, un poco corolario de esos trabajos, lo que recibimos sobre el final de esta reunión fue una propuesta de la IAATO que se apersonó a nuestra delegación; la IAATO creo que ustedes ya lo saben, es la Asociación de Operadores Internacionales Turísticos Antárticos, es una operadora, es una asociación muy bien conceptuada en el marco del Tratado Antártico, de hecho lidera todo lo que tiene que ver con el tema del turismo antártico, y justamente se nos apersonó a nuestra delegación, a efectos de manifestarnos su interés en concurrir a nuestro país, para ver de posicionar a Uruguay, de posicionar a Montevideo como un "Portal a la Antártida". Esto lo valoramos de manera magnífica, porque en esta misma Reunión Consultiva, se ha hablado de que en el verano anterior a la Antártida arribaron 30.000 visitantes aproximadamente, el año anterior se había hablado de 14.000, entonces esto ciertamente lo valoramos y lo apreciamos en su justa medida, porque de alguna manera es una chance, es una oportunidad de que, bueno, no esos 30.000, pero muchos de ellos, en efecto que de todos los países del mundo vienen hacia puertos de América del Sur, bueno el año que viene puedan recalar entonces en nuestra ciudad, en nuestro país, y quizás tener chance también de unir esa inquietud antártica con algún otro desarrollo de ecoturismo en nuestro país.

Esto es algo que valoramos; el año anterior habíamos tenido la presencia de un par de cruceros camino a la Antártida, quizás entonces, si en efecto esto del "Portal a la Antártida" se hace realidad, entonces la perspectiva sea mucho más agradable.

En otro orden de cosas y finalizando, comentarles que tenemos la chance, estamos explorando la chance de operar de manera conjunta, una base en la Antártida, no nuestra base científica, sino otra estación que tenemos en el Continente, la llamada "ECARE", Estación Ruperto Elichiribehety, en la cual tenemos la chance de operarla -como decía- de manera conjunta con Bélgica, también hemos recibido una propuesta para explorar un camino similar por parte de España, y esto realmente nos alegra, nos satisface, primero porque es parte de lo que el Tratado Antártico promueve, esto es la coparticipación de países en una misma base, en tareas de cooperación científica, en tareas de investigación, y segundo, porque el hecho de países de primer nivel quieran operar con nosotros, realmente nos llena de halago.

De alguna manera es una confirmación de que nuestra propuesta y nuestro rumbo va en el camino serio, y básicamente esto es así, por lo que a lo largo de todos los años, la gente que ha trabajado en este tema ,lo ha hecho y lo ha hecho muy bien. Esas han sido, hay otros temas menores, pero básicamente esos han sido los puntos más salientes de lo tratado en Suecia, y estoy a las órdenes si quieren ampliar algún punto.

PERIODISTA: ¿Cuál es la situación actual de la base antártica de nuestro país?

VIGLIETTI: Es interesante que usted me haga esta pregunta, porque además me permite algo que intento siempre enfatizar, y es que todos estos logros que podemos de alguna manera referenciar con respecto al tema antártico, han sido posibles o son posibles, no por mérito de quienes de alguna manera estamos aquí atrás de un escritorio y simplemente cumplimos nuestra tarea, ahora, cuando terminemos esta conferencia, usted, yo, nos iremos a nuestras casas; acá el mérito grande está en aquella gente que opta por estar un año lejos de su familia, lejos de su hábitat, lejos de su entorno y cumplir tareas entonces de forma muy sacrificada, de forma muy abnegada, en situaciones de un clima muy hostil. Nuestra base en la Antártida, es una base que cumplió 20 años el año pasado, sometida a ese clima hostil, y entonces en ese sentido, hay parte de los wannigans que tienen ya su deterioro, pero ha sido muy interesante su pregunta, porque además una de las cuestiones importantes a destacar es que un poco gracias al tema del turismo científico antártico, otro poco gracias a, estamos recibiendo este momento y es oportuno mencionarlo, un apoyo que en este momento se está considerando por parte de la Embajada de España, por parte de la Oficina Comercial de la Embajada de España en nuestro país, para ayudarnos en efecto a la sustitución del wannigan científico y el wannigan de alojamiento en nuestra base en la Antártida. Eso es algo que valoramos, que apreciamos mucho y que aspiramos poder realizarlo este verano antártico.

PERIODISTA: Si, no me quedó claro cuál es el primer Tratado medioambiental que trabajó Puseiro. Usted dio el título, pero no dijo mucho cuáles son sus líneas.

VIGLIETTI: Se lo explico con todo gusto. En 1998 se hizo el Protocolo de Madrid -así se le llamó porque se hizo en Madrid- que regulaba todo el tema, todas las normativas referidas al medio ambiente en la Antártida, por debajo del Paralelo 60; eso igualmente no logró solucionar un tema que venía siendo ya desde antes debatido, concretamente yo le comentaba que lo que hace 13 años que se está debatiendo es lo que ahora concretamente tuvo punto final en Estocolmo, y que es el mecanismo a seguir en casos de emergencias medioambientales, la forma de implementarlo, las indemnizaciones, los montos máximos y mínimos a cobrar, cómo se estipula en caso de una emergencia medioambiental de un buque, de un avión de una operación terrestre, eso llevó 13 años de debate y a lo largo de esos 13 años fue que participó el doctor Roberto Puseiro en esos debates.

2 Comments:

  • At 13/7/05 09:23, Blogger Proyecto Antawa said…

    En una carta publicada en el semanario “Búsqueda” (sección cartas al director) el C/A Vigleitti aporto la visión del Instituto Antártico Uruguayo (que preside) sobre la realidad de dicho instituto, así como sobre la presencia de nuestro país en el continente antártico; estas puntualizaciones hacen referencia a versiones de prensa que se referían al la base Gral. Artigas y a la permanencia de Uruguay en el tratado antártico.

    A continuación transcribiremos parte de la carta del Presidente del Instituto Antártico Uruguayo.

    “………por algún error de interpretación o mala transmisión por parte del Instituto Antártico generaron una cuota de inquietud. Desde ese día hasta la fecha recibiendo ecos preocupados por el tema, por lo cual entiendo oportuno aportar la visión del Instituto al respecto.

    Uruguay lleva ya veinte años en el privilegiado círculo de los veintiocho países que conforman el tratado antártico, siendo la Base Científica Antártica Artigas un pilar de nuestra presencia en dicho tratado. Esto ha sido posible por muchos factores, entre ellos la visión de un conjunto de hombres que liderados originalmentepor el Prof. Julio C. Musso, comenzaron medio siglo atrás a dar forma a esta idea, el empuje de quienes la llevaron a cabo y fundamentalmente por el sacrificio y la abnegación de quienes optaron por estar un año lejos de su familia y su tierra, conviven en nuestra Base Antártica, en un lugar de maravillosa naturaleza sí, pero con un entorno climático muy duro y agresivo.

    Si bien es correcto que existe una deuda del Uruguay con el Comité de Investigaciones Científicas Antártico (SCAR), es oportuno señalar que la misma ronda los USD 32.000 y a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, esta deuda ya ha sido renegociada por Uruguay y su financiación aceptada por el citado órgano intergubernamental. De esta forma, la participación de nuestro país en el tratado antártico no se ha visto ni comprometida ni debilitada por dicha deuda. Esto es así por el hecho de que en términos internacionales su cuantía no es significativa y también porque (*) Uruguay mantiene una presencia muy activa tanto en la Antartida, como en los foros internacionales donde se legisla sobre ella, como en los grupos de trabajo vía Internet y lo que es más importante: tenemos un estupendo aporte de nuestra comunidad científica, que al día de hoy nos permite estar desarrollando de manera pujante quince proyectos de investigación, varios de ellos en colaboración con científicos de otros países. Tampoco peligra la existencia de nuestra Base en la Antartida. Es correcto que en la última década ha habido una disminución de las asignaciones que recibe nuestro instituto y es correcto que esto ha aparejado un retraimiento en las actividades que se realizan.”. ………” (*) Simplemente como en cualquier organismo, oficina u hogar, se readecuaron las actividades para ajustarlas al presupuesto disponible y se acentuaron las gestiones para obtener recursos o apoyos por otra vías. El año pasado nos apoyó activamente en varias medidas el Ministerio de Defensa de quien depende el Instituto, también nos aporto el Ministerio de Turismo gracias a quien pudimos implementar el Turismo Científico antártico cuyo excelente resultado nos permitió potenciar los trabajos de investigación. También nos apoyaron las Fundaciones de Amigos de la Antártica, empresas del Estado y privadas y también este año el Consejo del Instituto Antártico Uruguayo en sesión solemne recibió a la Sra. Ministra de Defensa Nacional quien ya expreso su preocupación para apoyar el Programa Antártico Nacional.

    La sensibilidad de la temática antártica y su difusión es importante y bienvenida. Pero la no siempre sencilla búsqueda del punto de equilibrio, obliga entonces a aportar una cuota de tranquilidad, a mencionar que el (*) estado viene apoyando en la medida de sus posibilidades y así entiendo imprescindible resaltar que es muy sólida tanto la presencia de Uruguay en el Sistema de Trabajo Tratado Antártico como su Base en la Antartida(*) siendo esto algo que a todos nos enorgullece y nos compromete por la muy importante perspectiva que conlleva.

    Hace apenas unos días regresó justamente de la Base Científica Antártica Artigas, el avión C130 Hércules de nuestra Fuerza Aérea que llevo técnicos, científicos, visitantes y materiales logísticos, en lo que fue el último vuelo previo al invierno antártico. Allí estamos y allí seguiremos”

    Publicado en Visión Marítima, julio 2005
    http://www.visionmaritima.com/menu_izquierdo/recursos_antarticos/recursos_antarticos.htm

     
  • At 16/8/05 13:56, Blogger Proyecto Antawa said…

    El Embajador Silverstein visita base uruguaya en Antártida.
    Es recibido en la Base Científica Antártica Artigas del Instituto Antártico Uruguayo.

    Publicado en el sitio web de la Embajada de USA en Montevideo:
    http://montevideo.usembassy.gov/
    usaweb/paginas/329-00ES.shtml
    31 de marzo, 2005

    En el marco del desarrollo y la difusión de sus actividades científicas, el Instituto Antártico Uruguayo (IAU), y la Fuerza Aérea Uruguaya invitaron al Embajador de los Estados Unidos de América, Martin J. Silverstein a visitar la Base Científica Antártica Artigas (BCAA).

    El Consejero del Instituto Antártico Uruguayo Capitán de Navío Daniel Ressia, concurrió como Jefe de la Misión, junto a una delegación que consta de personal científico, turistas científicos antárticos y encargados de tareas logísticas y de acondicionamiento de las instalaciones de la BCAA.

    Inaugurada el 22 de diciembre de 1984, la BCAA realiza estudios ozonométricos obteniendo datos sobre la capa de ozono en la vertical de la Base, glaciología, relevamiento ornitológico y otras actividades científicas de carácter permanente.

    La BCAA se encuentra ubicada en la Isla Rey Jorge, perteneciente al grupo de las Islas Shetland del Sur, a unos 900 km. al sur del extremo sur del continente sudamericano. La Isla Rey Jorge está cubierta en su mayoría por un glaciar y el traslado a la misma está a cargo de la Fuerza Aérea Uruguaya y la Armada Nacional.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home