antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

viernes, octubre 07, 2005

Boletín Informativo de la Secretaría del Tratado Antártico - setiembre 2005

Boletín Informativo de la Secretaría del Tratado Antártico
Septiembre 2, 2005
Año 1, Número 3

Extracto de algunos puntos interesantes

La 28 a Reunión Consultiva del Tratado Antártico
La XXVIII RCTA se llevó a cabo en Estocolmo, Suecia, entre el 7 y el 17 de junio.
La reunión tuvo lugar en un paisaje inusual: no en un centro de conferencias, sino en un edificio adyacente al Museo Técnico, uno de los tres museos ubicados en una magnífica área rodeada de parques verdes cercana al centro de Estocolmo.
Dentro del largo edifico de techos bajos, anteriormente Museo de Comunicaciones y convertido con gran ingeniosidad en área de conferencias, se creó una atmósfera de reuniones intensivas, negociaciones y, especialmente de parte de la Secretaria y de las secciones de traducción e imprenta, grandes esfuerzos para mantener el siempre creciente flujo de documentos. Todo el tiempo fuimos provistos de buen café, kanelbulle (unas tortas verdaderamente adictivas) y excelentes galletas por parte de nuestros generosos hospedadores.
A través de las ventanas del edificio todo era paz y verde. El lugar de la reunión fue inteligentemente elegido de modo de permitirnos tener caminatas diarias a lo largo del Canal Djurgårdsbrunn durante las mañanas y tarde en las noches y, durante los pocos momentos de descanso, fue maravilloso disfrutar un almuerzo en algunos de las terrazas ubicadas en los alrededores de los edificios de los museos…
El tema principal de la agenda de la RCTA fue el Anexo de Responsabilidad.
Estuvimos esperando ansiosamente por ese tema durante los últimos años y aún cuando estábamos reunidos en Estocolmo no teníamos seguridad sobre el éxito de estas negociaciones. Demandó un sostenido proceso de negociación, tanto dentro de la sala de conferencias como en los pasillos e incluso el involucramiento personal del Presidente de la RCTA, Embajador Hans Corell, para darle un impulso final. Hubo un enorme sentimiento de alivio y de tarea cumplida cuando el valiente trabajo del Embajador Don Mackay y el arduo trabajo de los negociadores finalmente fueron resarcidos y pudimos celebrar la adopción del Anexo con una copa de champagne en la tarde del 15 de junio.
Para la Secretaría esta reunión fue la primera gran prueba y la cual no resultó fácil. Todos los sistemas eran nuevos y no estaban testeados y la 28ª RCTA recibió más Documentos de Trabajo y de Información que ninguna otra RCTA anterior y tomo más decisiones: 22 Medidas, Decisiones y Resoluciones fueron adoptadas en esta reunión, contra un promedio de 11 para las últimas cuatro RCTAs. La Medida 2 (2005) rompió todos los registros ya que involucró la creación de dos nuevos Planes de Gestión de Zonas Protegidas y al menos 12 Planes de Gestión revisados en una sola Medida. Todo esto significa una gran carga de documentos. Todo aquel que haya estado involucrado en la más productiva de las RCTAs, ya sea como delegado o como personal de organización, puede sentirse orgulloso de sus resultados.

Un Anexo sobre Responsabilidad para el Protocolo de Protección Ambiental
Cuando las Partes Consultivas del Tratado Antártico concluyeron el Protocolo de Protección Ambiental en Madrid en 1991, acordaron en su Artículo 16 elaborar “normas y procedimientos relacionados con la responsabilidad” resultantes de actividades antárticas y que “se incluirán en uno o mas anexos”. En Estocolmo, 14 años después, incontables reuniones, extensas y a veces sinuosas académicas e ideológicas discusiones, y, en los últimos años aún más intensas discusiones llegaron a buen término cuando un Anexo sobre Responsabilidad Emanada de Emergencias Ambientales (Anexo VI al Protocolo) fue finalmente acorado. La complejidad y dificultad de las negociaciones fueron muy bien expresadas por el Embajador Don Mackay cuando presentó el borrador final ante la RCTA. El dijo que estaba seguro de que ninguna de las 28 delegaciones estaría verdaderamente feliz con el texto. Pero en aras del espíritu cooperativo antártico, todas las Partes decidieron al final que podrían ir a adelante con ese texto, y fue así aprobado.
Una vez que el Anexo entre en vigencia, un operador que falle en dar “una respuesta rápida y efectiva en los casos de emergencia que puedan surgir de sus actividades” será responsable por el costo de la acción de respuesta llevada a cabo por otra parte. Las condiciones y procedimientos bajo las cuales esta provisión será puesta en práctica son demandantes y complejas (hubo un gran número de negociaciones relativas a los detalles asociados a estas condiciones), pero esta regla básica significará un gran paso hacia un régimen ambiental en la Antártida.
Sin embargo, para que el Anexo entre en vigor cada una de las 28 Partes Consultivas tendrá que aprobar la Medida 1 (2005) a la que el Anexo se encuentra adjunto. Esperamos que los procedimientos de aprobación no tomen mucho tiempo de modo que el régimen de responsabilidad sea aplicado lo antes posible.
Los mantendremos informados sobre este proceso.

CPA VIII
Una de los aspectos más importantes de la RCTA fue sin dudas la reunión del Comité de Protección Ambiental. La CPA VIII trabajó con una frondosa agenda y un elevado número de documentos.
El Comité aprobó y propuso a la RCTA la adopción de una nueva Zona Antártica Especialmente Administrada en la Isla Decepción (Islas Shetland del Sur), dos nuevas Zonas Antárticas Especialmente Protegidas y dos nuevos Sitios y Monumentos Históricos. Uno de esos nuevos Monumentos crea un antecedente único: la ubicación exacta del Monumento Histórico Nro. 80, la Carpa utilizada por Amundsen, es desconocida en este momento, pero la RCTA se adelantó y la declaró un Monumento Histórico Oficial de todas maneras de modo de asurar su protección si (o cuando) sea encontrada! Además, se analizaron doce Planes de Gestión revisados.
Dos Evaluaciones Medioambientales Exhaustivas fueron discutidas concernientes a la construcción de nuevas bases antárticas: Halley V (Reino Unido) y Neumayer III (Alemania).

Lineamientos para Sitios Visitados
El turismo antártico ha sido un tema de importancia en la RCTA durante muchos años, especialmente desde el establecimiento del Grupo de Trabajo sobre Turismo en la 27ª RCTA de Ciudad del Cabo. Un nuevo paso fue dado en la 28ª RCTA con la adopción, luego de una propuesta del Reino Unido, Australia y Estados Unidos, de los Lineamientos para Sitios Visitados. El objeto de estos lineamientos es proveer pautas específicas de gestión para los sitios que son más frecuentemente visitados en la Antártida. Incluyen guías prácticas para los operadores y pautas acerca de cómo las visitas deberían ser llevadas a cabo en esos sitios, teniendo en cuenta los valores presentes y la sensibilidad ambiental de los mismos.
El primer grupo de lineamientos adoptados por la RCTA ser refiere a Isla Penguin (Lat. 62º 06’S; Long. 57º 5’4’O); Islas Aitcho (Lat.62º 24’S; Long. 59º 47’O); Isla Cuverville (Lat. 64º 41’S; Long. 62º 38’O); y Punta Jougla, Isla Wiencke (Lat. 64º 49’S; Long. 63º 30’O).
Estos lineamientos pueden encontrarse en el sitio web: www.ats.aq/docarch.htm

Recomendamos visitar este link
http://www.ats.org.ar/docu/newsletters/boletin_1_3.pdf
Para descargar la versión completa

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home