antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

domingo, octubre 30, 2005

Proyecto GLACKMA (GLAciares, CrioKarst y Medio Ambiente)

Publicado en Terra.com
29 oct 05
El geólogo estellés Adolfo Eraso participó ayer en una conferencia organizada por el Centro de Recursos Ambientales de Navarra, fundación adscrita al Departamento de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y vivienda del Gobierno de Navarra, y la Fundación Caja Navarra en la que expuso cómo a través de su investigación en los glaciares del Ártico y en la Antártida se demuestra que el cambio climático se está produciendo.
En el acto, moderado por el director del Planetario Javier Armentia y celebrado en el auditorio de Civican, participaron como asistentes más de cien personas que mostraron su interés por la exposición realizada por el conocido científico. Eraso estuvo acompañado por la investigadora con la que ha compartido sus expediciones a los glaciares, Cristina Domínguez, y por el director gerente del Centro de Recursos Ambientales de Navarra, Javier Asín.
Eraso, profesor de hidrología de la Universidad Politécnica de Madrid, entidad con la que sigue colaborando estrechamente realiza investigaciones sobre la evolución del calentamiento global del planeta en los hielos de la Antártida y el Ártico. Es co-director, en España, del Proyecto GLACKMA (GLAciares, CrioKarst y Medio Ambiente) junto con Carmen Domínguez, profesora de matemática aplicada de la Universidad de Salamanca. Este proyecto de investigación tiene convenios firmados con varios países: Uruguay, Chile, Rusia, Noruega y Alemania, además de España que interviene a través del Instituto de Meteorología, del Ministerio de Medio Ambiente.
Durante los tres años de la primera fase del GLACKMA se han instalado estaciones de medida en cuatro casquetes glaciares de los dos círculos polares. En el Hemisferio Sur, se han colocado en la Antártida Insular y en la Patagonia chilena; y en el Hemisferio Norte, en Svalbard (Ártico noruego) e Islandia. Estas estaciones ofrecen datos meteorológicos, hidráulicos e hidrogénicos. De tal forma que miden cada hora la descarga glaciar: cómo se van derritiendo los casquetes a medida que les afectan los cambios en el clima y la atmósfera.
En último término, se trata de tener un registro continuo de datos sobre el calentamiento global, ya que la sensibilidad de los hielos polares a los cambios climáticos les convierte en 'calendarios perfectos' para medirlo y saber cómo evoluciona. Gracias a las medidas que han registrado hasta ahora se ha podido saber que la descarga glaciar aumenta exponencialmente cada año, y que cualquier variación en la temperatura ambiente conlleva una respuesta inmediata en el deshielo de los glaciares.
Adolfo Eraso destacó en su intervención cómo el último periodo frío tuvo lugar hace 14.000 años. En este sentido, apuntó que el calentamiento fue aumentando lentamente hasta hace 150 años. Sin embargo, a partir de ese momento la tendencia cambió, 'se ha acelerado el calentamiento', afirmó. Como evidencia, la subida de CO2 ha sido similar en esos 13.800 años que en los últimos 200, de esta forma en dos siglos se ha calentado como antes en 138 siglos. La concentración de CO2 en la atmósfera, gas principal causante del cambio climático, era hace 14.000 años de 180 partes por millón, en el siglo XIX, de 280 partículas, mientras que en la actualidad la cifra ha ido subiendo hasta situarse en 380 partes por millón.
Otra de las principales conclusiones a las que han llegado Eraso y Domínguez en su proyecto son que la descarga glaciar es cuatro veces mayor en el Ártico, que responde a una zona con mayor número de población, que en la Antártida, 'aunque en esta última se ha duplicado el deshielo en los últimos trece años'.
Eraso apuntó además que el Protocolo de Kioto 'no va a ser suficiente para detener el cambio climático'. En la actualidad, el Protocolo sólo afecta a la gran industria, responsable del 40% de las emisiones de CO2, mientras que el resto sectores denominados como difusos (transporte, servicios, construcción, residencial), son los responsables del resto de las emisiones. En este sentido, afirmó también que el aumento de la temperatura terrestre provoca el aumento de la evaporación del agua del mar y por tanto el porcentaje de humedad ambiente, 'lo que puede provocar fenómenos metereológicos difíciles de controlar tal y como se esta viendo ahora'.
Terra Actualidad - Vocento/VMT

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home