antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

martes, marzo 28, 2006

Previsiones del deshielo para el año 2100

Publicado en http://www.lanacion.com.ar/
24 mar 06

El nivel de los océanos podría ascender hasta 6 metros para 2100
La conclusión surge de comparar el clima actual y el de hace 129.000 años
Decenas de las ciudades más populosas del mundo están concentradas cerca o directamente sobre las costas oceánicas. La lista incluye a Nueva York, Miami, Atenas, Sydney, Río, Barcelona, Los Angeles, Lisboa, Tokio y, por supuesto, a Mar del Plata y Buenos Aires.
Tradicionalmente esta ubicación se consideró un privilegio, pero si las proyecciones elaboradas por científicos del Instituto Planeta Tierra de la Universidad de Arizona en Tucson, del Servicio Geológico de los Estados Unidos y de la Universidad de Pensilvania son correctas, estamos en problemas: muchas ellas y hasta países enteros podrían quedar sumergidos bajo las aguas para fines de este siglo.
La conclusión surge de dos trabajos que hoy publica Science. Los estudios desarrollaron modelos que permitieron comparar el clima terrestre de hace 129.000 años y el que se espera para 2100. Bette Otto-Bliesner y sus colegas analizaron datos paleoclimáticos y realizaron una estimación de cómo debe haber sido la capa glacial de Groenlandia en la última era interglacial, cuando el nivel del mar era varios metros mayor que en la actualidad. La reconstrucción indica que en esa época el derretimiento de los campos de hielo de la región provocaron un aumento de entre dos y tres metros y medio.
En un trabajo relacionado, Jonathan Overpeck y colegas compararon las predicciones de calentamiento del mismo modelo para los próximos 130 años y hallaron que las temperaturas superficiales van a ser tan altas a fines del siglo XXI como hace 129.000 años, una época que se extendió entre la más reciente era glacial y la previa. Los cálidos veranos árticos de ese período fueron causados por cambios en la inclinación y la órbita terrestres. En ese momento, grandes áreas de los hielos de la región se descongelaron y el mar ascendió varios metros.
"Si el pasado da algún indicio de cómo será el futuro, las condiciones ambientales necesarias para que se derritan los hielos de Groenlandia lo suficiente como para elevar varios metros el nivel del mar estarían dadas a fines de este siglo", afirman los investigadores en una comunicación de la universidad.
"Nuestro estudio indica que dentro de algunas décadas podríamos cruzar un umbral de calentamiento más allá del cual la posibilidad de un aumento importante del nivel del mar es muy alta -explicó ayer desde Arizona el doctor Jonathan Overpeck a LA NACION, abrumado por requerimientos periodísticos de todo el mundo-. El aumento debido al derretimiento podría acelerarse a un metro por siglo, pero a esto se agregarían los efectos de la expansión del océano a medida que asciende la temperatura." Este podría ser de entre tres y cinco grados Celsius en este siglo.
"Aunque nuestro trabajo se centró en los hielos polares, sus implicancias son globales -afirma, por su parte, otro de los autores del trabajo, Bette Otto-Bliesner, del Centro para las Investigaciones Atmosféricas de Boulder, Colorado-. Estas capas de hielo se fundieron antes de que el mar se elevara. Y se necesitaron apenas algunos grados más de temperatura que la que impera en el presente."
Contrariamente a lo que se pensaba hasta ahora, la investigación indica que los hielos antárticos también se fundieron sustancialmente, contribuyendo a otros dos a tres metros de aumento en el nivel del mar.
Aunque la desintegración de los hielos se produjo cierto tiempo antes del aumento de nivel de los mares, en algún momento de la segunda mitad del siglo XXI, este proceso se volvería irreversible, afirmó Overpeck, "a menos que se reduzcan las emisiones de gases de invernadero y la contaminación".
Un indicio nada tranquilizador es que, según el geólogo, en los últimos años el ascenso de los mares comenzó a hacerse más veloz: "El ritmo actual es de tres milímetros por año y se está acelerando", afirmó.
Según Overpeck, "Para que desaparezcan los hielos en Groenlandia, estos tienen que derretirse. En la Antártida, basta con que se quiebren y se vayan flotando para que el nivel del mar aumente. Es el mismo efecto que se produce si uno tira un puñado de cubitos en un vaso de agua lleno hasta el borde: verá cómo el agua comienza a caer por los lados."
Hay varios factores que condicionan la susceptibilidad de un área costera a la subida del nivel del mar. Entre ellas están su geomorfología, la erosión, la sedimentación o el hundimiento de las costas, la fluctuación de la marea y la altura de las olas, así como los diques que pueden protegerla. Los investigadores elaboraron un mapa interactivo de las áreas costeras de todo el mundo que pueden padecer las consecuencias del ascenso del nivel del mar. (Puede consultarse aquí )
Por Nora Bär
De la Redacción de LA NACION

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home