antárticos

Noticias y Comentarios de interés para los Amigos de la Antártida

martes, mayo 30, 2006

Sobre el agujero de Ozono

El ´Nobel del ozono´ afirma que el agujero disminuirá en el 2050
Crutzen asegura que el hueco ha dejado de crecer y "sigue estable".
publicado en http://www.diariocordoba.com/
EFE (29/05/2006)
El científico holandés Paul Crutzen, que ganó el Premio Nobel de Química en 1995 por sus estudios acerca de la formación del agujero de la capa de ozono, aseguró ayer en Barcelona que el hueco permanece estable y pudiera comenzar a disminuir a partir del año 2050 "de manera significativa".
Crutzen afirmó que la prohibición de las emisiones de los gases CFC (cloroflurocarbonos) a la atmósfera en 1987 ha contribuido a frenar el deterioro del ozono, que filtra los rayos ultravioleta. Los CFC son los principales causantes del agujero.

CONTAMINANTES LONGEVOS A pesar del optimismo porque el agujero de ozono ha dejado de crecer, Crutzen asegura que es necesario no bajar la guardia, puesto que se estima que los CFC pueden estar activos en la atmósfera entre 50 y 100 años. Dado que desde 1987 está prohibida la emisión de CFC, se estima que en 2050 el hueco pudiera comenzar a contraerse, lo cual, según el Nobel, permite "mirar el futuro con mayor optimismo".
La larga vida útil de estos gases, subraya Crutzen, explicaría la paradójica situación que se ha vivido en los últimos años, pues el tamaño del agujero de ozono ha ido creciendo, a pesar de la eliminación de los CFC, presentes sobre todo en viejos frigoríficos, aerosoles y sistemas de aire acondicionado.
El actual tamaño del hueco equivale a "la superficie de Estados Unidos y algo más", y se concentra en la Antártida, a pesar de que los CFC se han emitido principalmente en los países desarrollados, situados en las latitudes medias.
La razón de este fenómeno es que los gases se expanden alrededor del globo terráqueo. A pesar de que la Antártida tiene la misma cantidad de CFC que cualquier otra zona del planeta, el hueco del ozono se concentra, de manera mayoritaria, en ese lugar.
Según explicó Paul Crutzen, la capa de ozono es destruida por el cloro presente en los CFC. Para activarlo, es necesario que ocurran varias reacciones químicas, para lo cual es necesario la presencia de luz y frío. Ambos ingredientes se encuentran presentes en la Antártida. "Por eso tenemos hoy este fenómeno tan sorprendente que no habíamos previsto", explicó ayer el científico holandés.
Las investigaciones llevadas a cabo por Paul Crutzen y los científicos estadounidenses Mario Molina, de origen mexicano, y F. Sherwood Rowland obtuvieron el premio Nobel de Química hace once años.

MAS CALENTAMIENTO En contraste con el optimismo contenido de Crutzen, Tim Flannery, científico y representante de la National Geographic Society en Asia y Australia, asegura que el problema del calentamiento global causará un cambio en las corrientes marinas que desencadenará el comienzo de una nueva era glacial, a finales de este siglo.
Si las emisiones de CO2 continúan su ritmo actual, en las últimas décadas de este siglo pudieran ocurrir grandes deshielos que generarían grandes distorsiones en el planeta.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home